Hablar varios idiomas se extiende más allá de sólo tener acceso a diferentes palabras, conceptos, metáforas y tramas.

El multilingüismo tiene una gran cantidad de efectos secundarios increíbles: Las personas que lo practican tienden a obtener mejores resultados en las pruebas estandarizadas, especialmente en matemáticas, lectura y vocabulario; que son mejores para recordar listas o secuencias probables para aprender reglas gramaticales y vocabulario; también se mejora la percepción del entorno y por lo tanto permite a las personas centrarse en la información importante, mientras que eliminan la información engañosa ( no es sorpresa Sherlock Holmes sea un políglota cualificado).

Nuestros cerebros tienden a evitar ‘trampas cognitivas” a la hora de tomar atajos lingüísticos (por ejemplo, cuando nuestra mente nos permite se leer fácilmente “this snentence is a totlal faliulure”), evitando los errores gramaticales y superando esa barrera . Según diferentes estudios, el plurilingüismo afecta también a la determinación del individuo para diferenciar contextos diferentes tanto en discursos políticos como en discursos sociales y económicos más propios de la publicidad.

Una teoría sobre por qué sucede este hecho psicológico, además de la comprensión, se basa en el factor de la consciencia, una persona que es capaz de dominar diferentes idiomas sabe identificar mejor en su mente el factor emocional de un texto en otro lenguaje, por lo que sabe distinguir y reaccionar con mayor rapidez ante un entorno extraño. Más recientemente, según un estudio del Dr. Thomas H. Bak, profesor en el departamento de ciencias de la filosofía, la psicología, y el lenguaje en la Universidad de Edimburgo se ha llegado a conocer que conocer un segundo idioma incluso en la edad adulta puede evitar el deterioro de la mente en la vejez.

Los políglotas suelen predisponer de una mayor capacidad para concentrar su atención en una amplia variedad de tareas visuales y además, son capaces de mantener una función multitarea que amplifica el desarrollo cognitivo, como por ejemplo, ser capaces de pensar en dos o más idiomas diferentes.

Todos estos factores basados en el plurilingüismo también proporcionan numerosas ventajas en el ambiente de trabajo y la trayectoria  profesional de un individuo ya que la velocidad de razonamiento, la potenciación de la percepción, la mejora de la capacidad resolutiva y la ventaja competitiva que supone de por sí frente a la competencia suponen un aumento proporcional de capacidad en el individuo.

¿Necesitas más razones para tu nueva inmersión lingüística?